Menú

CRISIS DEL COVID-19 Y CAMBIOS EN NUESTROS HÁBITOS DE CONSUMO

CRISIS DEL COVID-19 Y CAMBIOS EN NUESTROS HÁBITOS DE CONSUMO




Ya ha pasado algo más de un mes desde el inicio del estado de alarma por la pandemia del coronavirus Covid-19. Sin duda, unas semanas muy duras para todos, dónde las cifras de muertos y contagiados diarios se han convertido en nuestro motor biológico. Semanas de malas noticias que se mezclaban también con gestos que sacan lo mejor del ser humano, solidaridad con la gente que más lo necesita, entre ellos esos aplausos tan sentidos y merecidos a nuestro sector sanitario que literalmente se está dejando la piel por nosotros en unas condiciones imposibles, sin mascarillas y medios de protección suficientes.

Estas semanas han sido también días de muchas preguntas; algunos de nosotros nos hemos preguntado cómo hemos podido llegar hasta aquí, hasta esta situación tan extrema sin medios mínimos de protección para poder afrontarla.

¿Cómo es posible que seamos dependientes de lo que se fabrica no sólo fuera de España sino fuera de Europa, siendo componentes básicos / estratégicos para nuestra propia supervivencia?



NUESTRA FILOSOFÍA SIEMPRE HA APOSTADO POR LA FABRICACIÓN EUROPEA

Cuando en Milena & Milenka comenzamos nuestra andadura hace casi dos años, teníamos claro dos conceptos básicos; por un lado, la idea de que debíamos impulsar el negocio local y europeo; nuestros puestos de trabajo están aquí y se trataba de nuestro compromiso personal con el mantenimiento de nuestro tejido empresarial y social.

Por otro lado, el proyecto debía ser sostenible con nuestra sociedad y nuestro planeta, usando sólo algodón orgánico y tintas respetuosas con el medio ambiente. (Ver ejemplos de prendas y tintes sostenibles).
También tuvimos claro desde el principio que la producción debía hacerse de manera controlada, defendiendo el Slow Fashion.









Si algo nos ha demostrado esta crisis es que no estábamos equivocados en el concepto, y que gran parte de las consecuencias que vivimos actualmente se debe al hecho de que la sociedad no ha sido consciente de las implicaciones en sus hábitos de consumo diario.


MODELO DE PRODUCCIÓN DEL FAST-FASHION

Durante décadas se ha producido una deslocalización masiva de producción a países asiáticos. Bien lo saben por ejemplo en Salamanca (Bejar), cuidad de dónde somos y viven nuestras familias. Allí, docenas de fábricas cerraron por la imposibilidad de competir con los precios de Asia.

No podemos obviar el hecho de que detrás de cada fábrica que se cierra se encuentra el drama de sus miles de familias que se quedan en una situación de vulnerabilidad. Empresas de todo el mundo, especialmente textiles, famosas y reconocidas por todos decidieron hacer de China su fábrica mundial.

El modelo de producción de estas empresas textiles se basa en la moda rápida . Consiste en fabricar y distribuir a todo el mundo sus productos en apenas unos días, moviendo masivamente artículos entre almacenes y centros de distribución y ofreciendo siempre algo nuevo al cliente que lo mantenga “enganchado” a este modelo de consumo, pero con consecuencias graves, tanto sociales como medioambientales, contaminando no solo en origen sino con una huella de CO2 local no sostenible.







EL CAMBIO ESTÁ EN NUESTRA MANO


Retomando el tema de actualidad y debido a esa falta de mascarillas y material sanitario que hemos padecido, nos gustaría agradecer enormemente a estas empresas textiles su contribución durante estos días, no obstante, la exigencia de la sociedad con ellos debe ir más allá.

Es necesario empezar a reconsiderar nuestros hábitos de consumo para que las grandes empresas textiles lo hagan también. A medida que empecemos a ser todos más responsables y conscientes a la hora de consumir - no sólo en textil, sino en alimentación o cualquier otro producto -, acudiendo a tiendas locales y buscando productos más cercanos para así velar por la sociedad a la que pertenecemos, así las empresas se verán obligadas a cambiar la manera en la que trabajan.

Como sociedad debemos poner todos nuestro pequeño granito de arena para que el cambio necesario sea una realidad.

A continuación me gustaría mostraros algunas de esas tiendas locales en las que en cada rincón y en cada detalle se puede apreciar la ilusión de las personas que están detrás, asi como el amor con que se elaboran sus productos: 

PASTELERÍA LEO Y GEMA en la calle Celso Emilio Ferreiro, 12 en Zaragoza: todos sus productos son 100% artesanos. Un lugar donde tradición y actualidad se unen para ofrecer productos frescos con sabores tradicionales.






Si estáis por la zona no os olvidéis de pasaros, está todo riquísimo, pero si tengo que quedarme con algo serían sus pastas de té, sus palmeritas o sus milhojas.

En cuanto a ropa para los peques, nos encantan LIMÓN LIMONERO KIDS en Pintor Murillo, 23 en Alcobendas  y LA TATA PONFERRADA en Juan de Lama 5 en Ponferrada.
Ambas son preciosas, llenas de amor  y cuidando el más mínimo detalle. Además de prendas bonitas, tienen muchos otros productos para bebés y niños. Podéis encontrar la ropa Milena & Milenka allí.









Esperamos que os hayan gustado nuestras propuestas y ahora nos gustaría escuchar vuestra opinión.  Os dejamos unas preguntas:
 

¿Creéis necesario ese cambio en nuestros hábitos?

¿Qué vas a hacer para aportar tu granito de arena para conseguir ese cambio social?


Nos encantaría leeros aquí abajo o por correo electrónico en la siguiente dirección: info@milenamilenka.com.

Os leemos!

Un beso enorme y cuidaros más que nunca!!

2 Comentarios
  • mil mich

    mil mich 29/04/2020 Responder

    Muchas gracias por tu comentario, Gema. <br /> Queremos creer que sacaremos muchas cosas buenas de esta situación, además de intentar ser más solidarios y mejores personas, concienciarnos de que con el simple hecho de consumir producto local estamos ayudando mucho a pequeñas empresas y a todo el país en su conjunto! Un abrazo fuerte!
  • Gema JC

    Gema JC 29/04/2020 Responder

    Hola familia Milena&Milenka, no puedo estar más de acuerdo con el artículo publicado y siento en el alma que haya tenido que producirse una pandemia para que nos demos cuenta de que en algo como sociedad estamos fallando. Es cierto que es muy difícil cambiar nuestros hábitos de consumo pero la buena noticia es que si hemos podido adaptarnos (mejor, peor, antes o después) a simplemente ir a comprar un día a la semana o guardar una distancia con las personas..... por qué no vamos a continuar o a explotar un poco más estos nuevos hábitos si son beneficiosos para nosotros y el mundo? <br /> Por otro lado no soy muy partidaria, aunque a veces lo hago (como todos, dado la globalizacion) de comprar producto importado si aquí se fabrica ese mismo. Creo que el problema reside en que no nos hemos dado opción de demostrar que la marca Ñ es tan valida con la de la manzana, por poner un ejemplo rápido y que todo el mundo asimile, porque no valoramos y somos los primeros que no creemos en nuestro producto. A raíz de este problema sanitario han salido a la luz muchísimas empresas nacionales que se dedican a producir el material que se ha necesitado y que han dado muestra otras tantas que pueden adaptar su producción a las exigencias actuales, con lo cual creo que se demuestra que PODEMOS ser un país autosuficiente, JUNTOS. Pero bueno, todo es mucho más complicado y más si el titiritero se llama Dondinero.... ya que pienso que la ambición, el egoísmo, la envidia y la avaricia están muy presentes en la sociedad.<br /> Después de esta disertación, espero no aburriros o incomodar, ya que es una simple opinión, pero entiendo que para mí, necesaria.... por último respondiendo a la última pregunta nosotros confiamos en el producto local y desde hace ya algún tiempo, productos de primera necesidad: fruta, legumbre, carnes, pescado.... hemos empezado a consumirla en él pequeño comercio, familiar, de trato de confianza donde “llévate mejor esto que aquello otro” se traduce en una relación de confianza, compromiso Y apoyo para seguir avanzando. Yo creo que como estos detalles todo... con tiempo, ganas y un poco de esfuerzo podemos conseguir lo que nos propongamos, así que porque no hacemos lo mismo con lo que vestimos? O con lo que nos maquillamos? Bueno pues como digo con tiempo, algo haremos. Impossible it’s nothing.<br /> <br /> Un saludo.
Dejar un comentario
Deja su comentario

Menú

Compartir

Código QR

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse